Porque hay que recuperar las piezas perdidas

En ocasiones, muchos pacientes subestiman el valor de los dientes, pensando que la falta de uno de ellos no es significativa. Sin embargo, es muy importante recuperar un diente. Los espacios que generan las piezas perdidas, ya sea en el fondo de la cavidad bucal, pueden provocar un sinfín de problemas dentales. El desplazamiento de los dientes anteriores y espacios interdentales en el resto de la boca son ejemplo de ello.
Además, una dentadura a la que le faltan piezas dentales puede hasta modificar nuestros rasgos faciales. Cuanto mayor sea el número de dientes perdidos, mayor serán los efectos del envejecimiento sobre nuestro rostro.

La mejor solución para recuperar un diente perdido

Para solucionar el problema de la pérdida de dientes, en Salud Dental Blanco aplicamos tratamientos o soluciones a los que el paciente podrá acceder según sus necesidades y aspectos individuales. Existen cuatro alternativas para recuperar la sonrisa: el puente fijo, el aparato removible, la prótesis dental completa o los implantes dentales. Todas ellas son válidas siempre dependiendo de las particularidades de cada paciente.

Puente fijo

El puente fijo, también llamado prótesis parcial fija, se emplea exclusivamente para restaurar la pérdida de dientes y encía, fijándolos a los dientes vecinos y cementándolos en el lugar adecuado. La estructura del puente fijo puede ser elaborada con material cerámico o de metal. Sin embargo, cabe destacar que el elemento más utilizado e indicado es la porcelana. Este tratamiento presenta dificultades a la hora de aportar naturalidad al a dentadura. Los dentistas trabajan con este reto en mente, confeccionando un puente fijo que pueda aportar una estética natural a la sonrisa del paciente.

Aparato removible

Al igual que el puente fijo, los aparatos removibles (también conocidos como prótesis parciales removibles), se utilizan para reponer piezas dentales perdidas y encía. La diferencia en este caso es que no se cementan, hecho que proporciona la posibilidad al paciente de retirar el aparato en algunas ocasiones.

Prótesis dental completa

Es un aparato removible destinado a sustituir todos los dientes de un arco completo, superior o inferior, así como la estructura de apoyo necesaria (tanto encía como hueso). Las prótesis dentales completas convencionales suelen confeccionarse para pacientes que han perdido la mayoría de dientes y los demás deben ser extraídos por razones de salud. Este tratamiento permite al dentista modificar todo lo que el paciente desea de su sonrisa.

Implantes dentales

Los implantes dentales son piezas metálicas o de porcelana que sustituyen la raíz de los dientes naturales. Los implantes se colocan en el hueso y, después, los dientes artificiales se fijan a ellos. De este modo se consigue recuperar la función normal de los dientes. Los implantes dentales están siendo el tratamiento más solicitado por la mayoría de pacientes. La vida útil de los mismos es indefinida, salvo que se genere alguna infección en la cavidad bucal.

El resultado final es idéntico al de un diente natural, con la misma resistencia y estética, y sin que nadie lo note. Sin embargo, son frecuentes las preguntas que nos planteamos a propósito de los implantes; ¿puede fracasar un implante? ¿El material es biocompatible? ¿Me dolerá la intervención?

Los fumadores tienen mayor riesgo de fracaso del implante
Los implantes dentales se consideran como unos de los procedimientos más exitosos en el campo de la Odontología. Permiten recuperar las piezas perdidas en el 98% de los casos. Cualquier persona a partir de los 18 años que haya perdido uno o varios dientes debido a traumatismos dentales o enfermedades bucodentales puede colocarse un implante dental.

Sin embargo, algunos factores como la cantidad y calidad de hueso disponible, infecciones en el tejido oral, una higiene inadecuada y hasta el hábito de fumar influyen en el éxito de este procedimiento, ya que interfiere en el proceso de cicatrización.

Los implantes, una solución segura
Actualmente, los implantes están fabricados con materiales 100%  biocompatibles que minimizan el rechazo y favorecen la integración del implante con el hueso maxilar (osteointegración). Además, no interfieren en la función oral ni modifican el sabor de las comidas. Gracias a que están fabricados con titanio puro permite la neutralidad de sabores y gran resistencia, lo que le convierten en el material idóneo para la reposición de piezas dentales sin que el paciente note nada.

Nuevas técnicas para los casos más complejos
Antes de someterse a un tratamiento de implantología es necesario realizar un examen exhaustivo para saber si se puede proceder a su colocación. El especialista debe analizar si las encías son saludables y si el hueso maxilar puede soportar los implantes.

En el caso de que no existiera una cantidad o calidad de tejido óseo apropiado, se deben emplear otras técnicas. Actualmente existen tratamientos con mini-implantes que permiten restauraciones en pacientes con tejido óseo blando o muy fino.

Además, ahora todas aquellas personas que usan dentadura postiza y que por su edad o su situación ósea no disponen de hueso para poder colocar los implantes, ya no necesitan intervenciones complejas gracias a la última técnica ‘All on four’. Se trata de colocar sólo cuatro implantes que proporcionen un apoyo protésico óptimo y seguro para un puente. Esta nueva tecnología permite en un tiempo record, tan sólo 4 horas, disfrutar de una sonrisa sana y natural.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR